Gota de agua


Esta fotografía se realizó utilizando una cámara compacta (Lumix FZ-200), con una lente de aproximación (Canon  500D) y un flash externo, colocado fuera de la cámara, disparado a distancia con un disparador remoto por radio (aunque habría servido, igualmente, una célula fotoeléctrica).


Un plato de color marrón (o de cualquier otro color) con un grifo goteando sobre él es suficiente para pasar un buen rato haciendo fotografías.

Los parámetros usados fueron: ISO 100, f8, velocidad 1/1.000. Una velocidad alta es necesaria para conseguir nitidez.




En estas tomas, la profundidad de campo es pequeña. Puede ayudar cerrar el diafragma y alejarse de manera prudencial, y, después, hacer un recorte de la imagen, si se quiere ver más de cerca.

Desde luego, como las gotas son muy caprichosas en cuanto a las formas que crean, es interesante estar un rato y hacer muchas tomas, ya que, seguramente, muchas de ellas no serán demasiado interesantes, pero, seguro, que saldrán buenas tomas.

Igualmente, si disponemos de la posibilidad de usar un flash externo, podemos probar a colocarlo en diferentes puntos, para conseguir diferentes efectos de iluminación.