Fotos con el iPhone a pleno sol en agosto.

Hace ya tiempo que muchos teléfonos presumen de poder hacer fotografías de buena calidad, compitiendo con algunas cámaras compactas. Uno de esos modelos de teléfono es el iPhone, y con uno de ellos ( concretamente el 4s), nos hemos ido hasta la Ciudad Encantada de Cuenca para ver qué era capaz de hacer en una tarde de agosto, a pleno sol.

Teníamos especial interés en ver cómo funcionaba este HDR (alto rango dinámico, o sea, que capta mejor las zonas muy claras y muy oscuras). Lo cierto es que la diferencia entre usar o no usar esa función ha sido más que apreciable, permitiendo conseguir imágenes de mayor rango dinámico.

En este primer ejemplo, vemos cómo, en la toma normal, sin HDR, las partes más iluminadas están quemadas y sin detalle. En la imagen de debajo, con HDR, toda la fotografia esta bien expuesta.

Otro ejemplo:

En esta imagen vemos zonas muy iluminadas y partes muy oscuras. La fotografia inferior, con HDR, muestra una clara mejra en las rocas del suelo, pero las zonas oscuras siguen igual de poco detalladas. Parece ser que este sistema de alta dinámica no tiene gran efecto en las zonas subexpuestas, aunque sí en las demasiado iluminadas.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario