Creando un fondo oscuro

Esta fotografía está hecha a pleno sol, aunque no lo parezca.
Muchas veces, un fondo oscuro realza sobremanera los colores de algún elemento vistoso, como puedan ser estas hojas.
Para conseguir eliminar la luz ambiente y mantener el sujeto perfectamente iluminado, hay que seguir unos sencillos pasos:

  1. Conseguir que no entre apenas luz en la cámara. Para ello, cerramos el diafragma y/o subimos la velocidad, hasta los niveles que consideremos adecuados, en función del entorno y de la luz disponible. En este caso, usamos f:8 y velocidad 1/2.000.
  2. Para conseguir la luz que ilumine la escena, sencillamente, usar el flash. Podemos optar por el incorporado en la cámara o, si disponemos de un externo, podemos usarlo. Incluso, si podemos dispararlo a distancia, colocándolo en diferentes posiciones, podemos conseguir efectos muy interesantes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario