Diferente momento, diferente foto.

Si es posible, vuelve. Vuelve al sitio donde sacaste una fotografía, o donde no la sacaste porque te pareció poco interesante. Nunca será igual, especialmente si es a otra hora, en otra estación, con un clima diferente.

Vale la pena aprovechar los cambios ambientales para sacar series de fotos que, puestas justas, llaman la atención, por sus diferencias.

Dejamos aquí un ejemplo. Un par de sencillos árboles, humildes, que sirven de cortina para un cielo cambiante.




No hay comentarios:

Publicar un comentario