Flash de relleno en exteriores

Es relativamente frecuente no pensar en el uso del flash en exteriores. Sin embargo, nos puede ser de gran ayuda en situaciones muy variadas, especialmente en las de alto contraste. Cuando el sol ilumina con fuerza, se suelen crear sombras profundas contiguas a zonas iluminadas, y, entonces, resulta difícil conseguir buenos detalles en ambos rasgos de iluminación, especialmente para cámaras con un rango dinámico no demasiado amplio, como suelen ser la mayoría de cámaras compactas.
Podemos recurrir, entonces, al flash de relleno. Se trata de conseguir un equilibrio en el cual la luz dominante siga siendo la ambiental, pero usando la del flash de manera que las sombras se conviertan en algo más discretas, o bien se consiga iluminar algo que, si no, quedaría a contraluz sin ningún detalle. Veamos un ejemplo:
E esta fotografía, la medida de la exposición se ha tomado en la parte más clara, para no perder el detalle de esa zona. Si se tomaba la medida en alguna parte más oscura, esta zona más clara quedaba quemada. Sin embargo, vemos que, al como se ha hecho la fotografía, muchas partes han quedado totalmente subexpuestas (demasiado oscuras).
Vemos, ahora, la misma escena con un flash de relleno (con el incorporado de la cámara):
La exposición la hemos medido en el mismo punto, con lo cual la zona más clara ha quedado bien expuesta, pero el flash ha proporcionado la luz necesaria para exponer bien el resto de la toma.
Frecuentemente será necesario cambiar la intensidad del flash. Todas las cámaras incorporan alguna opción en el menú para aumentar o disminuir la potencia del flash. Igualmente, si se dispone de una flash inalámbrico se pueden probar diferentes posiciones, para conseguir efectos variados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario