Interiores con la FZ-200

La fotografía de interiores es una tarea que puede resultar muy diferente dependiendo de los casos. Fundamentalmente, las diferencias están la cantidad y la calidad de la luz y en las dimensiones de la estancia. Respecto a esto último, la FZ200 está aceptablemente equipada, con su angular, no exagerado, pero sí suficiente, en la mayoría de los casos. Respecto a la luz, podemos tener dos problemas, ambos solucionables, de una manera o de otra:



  •  Si hay poca luz, podemos explotar su luminoso objetivo y su estabilizador, y, si hay muy poca luz, podemos subir el ISO o usar trípode.
  • Si la luz es extraña (fluorescentes, luz exterior que entra a través de vidrieras de colores...), podemos personalizar el balance de blancos, o, también, usar el formato RAW, y hacer los ajustes a posteriori.
Para hacer nuestras pruebas, hemos hecho un recorrido por algunas iglesias, que presentan dos cualidades interesantes: muy poca luz y, en ocasiones, luces tintadas. Veamos algunos ejemplos:

Lo primero que hicimos es comprobar cómo podríamos hacer la fotografía sin trípode. En esta iglesia en concreto (la de la Merced de Barcelona), hay permiso para usar trípode, pero en muchas otras, no. Por eso, interesa conocer las cualidades de la cámara en estas condiciones. Hay que decir que había partes de la iglesia realmente oscuras.

De estas dos, la primera está hecha sin trípode, y, la segunda, con trípode. Vemos que, a este tamaño, ya se nota la diferencia de calidad. Debajo de cada una, pone los parámetros principales.


ISO 400,  f:2.8,  v: 1/13 segundos.

ISO 100,  f:5.6,  v: 2 segundos.

Veamos un recorte al 100%:

ISO 400

ISO 100
Sobran las palabras para ver la diferencia. Pero, cuidado, no hay que obsesionarse con este tema. La realidad es que, en los formatos usados habitualmente (10x15 en papel, o imágenes en pantallas de teléfonos o tabletas, o las habituales en internet vistas en un ordenador), las diferencias pueden hasta ni notarse, o notarse muy poco. Es más, incluso en impresiones grandes, que, normalmente, se miran de lejos, la calidad puede ser suficiente sin usar trípode. En las imágenes completas, si bien, como hemos observado, la diferencia de calidad se nota, no es, tampoco, exagerada, y, de hecho, la mayoría de observadores no fotógrafos, no notarán ninguna diferencia.

Desde luego, cuanta más calidad, mejor, pero la versión de ISO 400 nos puede servir perfectamente como un buen recuerdo de un viaje, por ejemplo.

Tengamos en cuenta que las condiciones de luz, en las tomas anteriores, eran muy precarias. Ciertamente, la FZ200 salva esta situación dignamente, gracias a su f:2:8 y al estabilizador.

Otro ejemplo. La foto completa es la hecha sin trípode, a ISO 400.



Digamos que, el usar trípode, tiene varias ventajas: podemos usar ISOS bajos, con la consiguiente ganancia en calidad, y nos aseguramos de que las fotos quedan perfectamente nítidas, además de poder fotografiar en situaciones realmente oscuras. Un poco más adelante, veremos otra ventaja más.

Ejemplos con trípode

Vamos a ver algunas imágenes tomadas con trípode, todas a ISO 100. Todas las imágenes cuya distancia focal sea superior a 600 mm, están hechas usando el zoom inteligente.

f:5.6,  v:1/2 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 990 mm.

f:5.6,  v:1s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 155 mm.

f:5.6,  v:1/2 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 468 mm.

f:5,  v:4 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 178 mm.

f:5.6,  v:1/2 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 1.200 mm.

f:5.6,  v:4 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 1.200mm.

f:5,  v:3,2 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 47 mm.

f:2:8,  v:2 s. Distancia focal equivalente a 35 mm: 345 mm.

En estas dos últimas fotografías, vemos cómo, en la primera, el interior de la cúpula, se ve muy azulado, y, en la segunda, que se centra sólo en las pinturas de la cúpula, el color es mucho más natural. Ello se debe a la diferente temperatura de la luz que hay en la zona interna de la cúpula (luz natural que entra por las ventanas), mucho más fría que la de la nave de la iglesia (luz de tungsteno). La cámara, cuando capta los dos ambientes a la vez, calcula el balance de blancos para la luz que predomina. En la última fotografía, al centrar el encuadre sólo en una zona con un solo tipo de luz, consigue un mejor color.

Con un minuto de laboratorio digital podemos equilibrar el color de ambas zonas:




Ejemplos sin trípode

f:2:8,  v:1/13 s. ISO: 400. Distancia focal equivalente a 35 mm: 25 mm.

f:2:8,  v:1/80 s. ISO: 400. Distancia focal equivalente a 35 mm: 359mm.

f:2:8,  v:1/30 s. ISO: 400. Distancia focal equivalente a 35 mm: 236 mm.

La otra ventaja del uso del trípode

En interiores, podemos encontrar zonas de muchos contraste, demasiado para el sensor de nuestra cámara. En este caso, no había manera de que quedara bien expuesta la bóveda y el cristal superior, así como la lámpara. La solución fue hacer dos tomas: la de arriba, para captar bien las zonas oscuras, y la de en medio, para las zonas iluminadas. Luego, usando otro minuto en el laboratorio digital, hacemos el montaje para combinarlas (imagen de debajo). La ventaja de usar el trípode, es que, ambas imágenes, quedan perfectamente alineadas, cosa que facilita mucho hacer el montaje posterior.

f:5,  v:0,7 s. ISO: 100. 

f:8,  v: 0,1 s. ISO: 100. 



Conclusiones

En definitiva, podemos concluir que, desde luego, lo mejor es usar el trípode, dado que nos permite extraer lo mejor de la cámara, pero, si por alguna razón no se puede, la FZ200 nos puede salvar del apuro con su versatilidad. Eso sí, en este caso, dentro de lo posible, intentaremos no subir demasiado el ISO y no extremar mucho el zoom, pues, cuanta más distancia focal usemos, más velocidad necesitaremos para evitar trepidaciones, y, por tanto, menos claridad y más ruido tendremos en nuestras imágenes.




2 comentarios:

  1. Enhorabuena por todas las fotografías que has subido porque son impresionantes, delicadas y muy bien enfocadas, buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te gusten. Espero verte más veces por aquí. Saludos.

      Eliminar