Técnica fotográfica 9. Manual de iniciación con cámara automática. Estelas y barridos.

Las estelas y los barridos son efectos interesantes que podemos abordar con la mayoría de las cámaras automáticas.

Ambos efectos se basan en la captación del movimiento de un elemento que se desplaza. Por lo tanto, deberemos usar velocidades lentas, para que, el movimiento, quede reflejado en la fotografía.

Cómo conseguir que una cámara automática use una velocidad lenta.

He aquí el quid de la cuestión. Ya sabemos que las cámaras automáticas ajustan el tiempo de exposición a lo que ellas creen necesario para que la foto quede bien. Si hacemos la foto de día, con buena luz, lo normal, es que la cámara se empecine en poner una velocidad rápida, y, entonces, no habrá manera de conseguir nada, a no ser que la engañemos.



Vamos a ir por partes.

Estelas

Las estelas se pueden ver cuando una elemento en movimiento se fotografía con una velocidad lenta. El objeto queda movido.

En esta primera imagen, a pleno día (eso sí, nublado, es decir, con menos luz que en uno soleado), usamos una exposición de un segundo, y vemos cómo la gaviota que pasa volando queda movida ¿Cómo conseguir que la cámara automática use un segundo de exposición de día? Fácil...pero caro. Usando filtros. En esta ocasión, usamos un filtro ND (de densidad neutra, que frena el paso de la luz) y un polarizador (que también sirve para ese efecto). Ambos sumados, lograron hacer creer a la cámara que había mucha menos luz de la que, en realidad, había, con lo cual, la cámara aumentó el tiempo de exposición. Por cierto, esos filtros no es necesario que ajusten en el objetivo (de hecho, la mayoría de cámaras automáticas no llevan rosca para filtros). Basta con sujetarlos con la mano delante de la lente.



Esta otra es una típica foto de estelas de luces de coches. En este caso, como se hacen de noche, no hacen falta filtros. Eso sí, para que la cámara tenga unos cuantos segundos el obturador abierto (si sólo está un segundo, las estelas quedan muy cortas, a no ser que los coches pasen muy rápidos), hay que usar un modo que tienen casi todas las cámaras: el modo de escena fuegos artificiales, que, al menos, nos proporcionará 4 segundos de exposición.


Esta otra está hecha de la misma manera, sólo que enfocando a un autobús que pasaba por delante.



Barridos

El barrido es un efecto que consiste en, usando una velocidad lenta, seguir, con la cámara, el movimiento de un elemento que se mueve. De esa manera, el sujeto que se desplaza queda, más o menos, nítido, y, el fondo, movido, dando una marcada sensación de movimiento.
Las velocidades que se usan, aún siendo lentas, no lo son tanto como en las estelas. Hablamos de velocidades de un cuarto de segundo, por ejemplo (como en los ejemplos de abajo), aunque puede variar, dependiendo de la luz y de la velocidad de los elementos en movimiento.

Es decir, se trata de enfocar al coche (o lo que sea) y, mientras se dispara, mover la cámara siguiendo el movimiento. Hay que intentar que se nos mueva lo menos posible en sentido vertical (si el movimiento del elemento es horizontal, claro está; si el movimiento es vertical, habría que intentar que no se nos desplazara en sentido horizontal). Y hay que intentar sincronizar bien el desplazamiento de la cámara con el del sujeto.

A veces, cuesta bastante conseguir una toma decente.

Si lo hacemos de noche, es posible que la cámara use una velocidad adecuada (cuanto más larga, más difícil nos será mantener correctamente el movimiento), pero, si es necesario, podemos usar algún filtro, como en el caso de las estelas diurnas, para engañar al fotómetro y aumentar el tiempo de exposición.





No hay comentarios:

Publicar un comentario