Fotografía nocturna con la Lumix FZ-200.

La fotografía nocturna es un asunto muy interesante, al que nos podemos introducir con  nuestra Lumix FZ-200.



El potente zoom de la Lumix FZ-200 nos permite tomar bellas imágenes de la Luna. ISO 100, f:4, velocidad 1/400.




Esta cámara cuenta con un modo manual en el que podemos obtener exposiciones de hasta 1 minuto. Es cierto que podría ser más, pero, ese minuto, puede dar para mucho.

Algunas cosas a tener en cuenta en el tema de la fotografía nocturna son:


  • Dado que la mayoría de las veces vamos a trabajar con exposiciones largas, es imprescindible un trípode. Cuanto más robusto y firme, mejor.
  • A pesar de usar trípode, podemos generar vibraciones si apretamos el disparador en el momento de tomar la fotografía. Por ello, es altamente recomendable utilizar el disparador automático (mientras pasan los segundo del temporizador, desaparecen las posibles vibraciones producidas por nuestra mano) o el disparador a distancia por cable, que se puede conectar a nuestra cámara.
  • Frecuentemente será necesario hacer algunas pruebas, ya que, en general, trabajaremos en modo manual.
  • Intentaremos trabajar a ISOS bajos, para minimizar el ruido. Sólo lo subiremos si necesitamos acortar la exposición, o si, a pesar de usar la exposición más larga disponible, la foto sigue quedando subexpuesta.
  • Trabajaremos siempre, en formato RAW (o en JPEG + RAW). Esto nos permitirá maximizar la calidad final de la fotografía.
  • Muchas veces podemos encontrarnos con dificultades para enfocar, dada la poca luz disponible. En esos casos, podemos usar el enfoque manual, y, en ocasiones, nos podemos ayudar de una linterna para iluminar la zona donde queremos enfocar, siempre y cuando esté dentro del alcance de la linterna. En muchos casos, no tendremos más remedio que probar. Como las exposiciones pueden ser bastante largas (además, la cámara duplica la exposición, haciendo un proceso de reducción de ruido), podemos hacer las pruebas de encuadre y enfoque a ISOS muy altos, aunque la calidad de la foto sea peor. Una vez tengamos bien encuadrado y enfocado el motivo, podemos ajustar el ISO al valor más bajo posible.
  • Una pequeña linterna nos será muy útil para poder manejar la cámara en la oscuridad.
  • Las fotografías de edificios, es frecuente que se hagan no en la más completa oscuridad, sino algo después de ponerse el Sol.

Veamos algunos ejemplos de fotografías nocturnas hechas con la LUMIX FZ-200.


Esta imagen está tomada en pleno campo, a las 2 de la madrugada, exclusivamente con la luz de la Luna en cuarto menguante. Se hizo con f:2.8, ISO 800 y 60 segundos de exposición. Las plantas de primer término están movidas por el ligero viento. El resplandor del fondo corresponde a las luces de alguna población tras el horizonte.


Este caso es similar al anterior. La única diferencia es que se usó un ISO 640. Hay que tener en cuenta que, en ambos casos (la fotografía anterior y esta), a simple vista no se distinguía prácticamente nada.



Esta imagen utiliza la iluminación artificial de la calle. Hecha a ISO 100, f:2.8 y 50 segundos de exposición. Aunque la luz artificial de muy baja temperatura proporcionaba un color muy anaranjado, al haber hecho la toma en RAW, se puede, a posterior, ajustar muy bien el color.



ISO 100, f: 2.8 y exposición de 30 segundos. Se usó enfoque manual, centrado en el reloj de la torre (detalle abajo).



Hecha con 8 segundos, ISO 100 y f:2,8.







Artículos más leídos